SocialReacher Blog » Equipo y liderazgo »Formas de crear un buen entorno en el trabajo
Equipo y liderazgo

Formas de crear un buen entorno en el trabajo


Pasamos gran parte de nuestra vida en el trabajo y, con el entorno actual que nos rodea, con más desafíos y estrés que nunca. ¿Cómo podemos crear un buen ambiente en el trabajo? ¿Positivo y efectivo cuando no tenemos autoridad para hacer cambios? La realidad es que la actitud que asumamos a la hora de trabajar jugará un papel importante.

Las sugerencias que a continuación os propondremos están dirigidas a todas aquellas personas que nos rodean: compañeros de trabajos, especialmente a nuestros jefes. Dado que tienen un gran impacto en nuestra experiencia laboral.

Si mostramos confianza, respeto, paciencia y templanza, es muy probable que lo recibamos a cambio.

¿Qué podemos hacer para influir en los demás para crear un entorno de trabajo más positivo?

  1. Refuerzo positivo: estas frases ayudarán a encontrar esas características que hacen de cada uno, un ser único en la empresa.
  • Aprecio la forma en que …
  • Estoy impresionado con …
  • Realmente disfruto trabajar contigo porque …
  • Este equipo no podría tener éxito sin tu …
  • Admiro la forma en que te tomas el tiempo para …
  • Eres muy bueno en …
  1. Mostar gratitud: siempre que se pueda y aunque no se esté de humor, agradece a los demás por algo que hicieron, si tienes la oportunidad, agradece incluso de algo de lo que no se esperen recibir agradecimiento. Ya sea por algo especifico o por qué fue útil para los demás y no olvides de asegurarte de cuidar a tu jefe, obvio.
  2. Difunde la felicidad: Un ¡Hola! y una sonrisa ¡hace milagros! Una sonrisa sincera alegra el día a cualquiera. Además de un ¡Buenos días! Y un ¿Qué tal te va? No lo olvides.
  3. Motivar a los demás: El simple gesto de imprimir una foto, rodearse de citas motivadoras donde todos puedan verlo, ayuda y ¡mucho! Otras maneras de motivar a los empleados en: 10 formas de motivar a los empleados.

  1. Celebrar triunfos: Comenzar una reunión contando algún logro o compartiendo algo positivo que esté sucediendo en el grupo, proyecto, trabajo, etc. Ánima a los demás a hacer lo mismo.
  2. Celebraciones varias: empezar el día escribiendo un correo al equipo invitándoles a pasteles, bocadillos,… con la simple excusa de celebrar un cumpleaños, una mudanza, un viaje, casa nueva, una próxima boda.
  3. Reforzar el pensamiento positivo: Publica por propio interés, alguna frase o cita positiva junto a la impresora, la máquina de café o en algún otro lugar que reciba mucho tráfico para que puedan verlo todos.
  4. Responder con buena actitud: cuando alguien no esté de acuerdo con algún punto de vista en cuestiones de trabajo, piensa ¡que interesante! en lugar de ponerte inmediatamente a la defensiva.
  5. Fomenta la diversión: Agregue un poco de diversión al elegir un día del mes o del trimestre para un tema de disfraces o decoración de escritorio, por ejemplo: el día del sombrero, día del calcetín salvaje, o decorar con flores, imágenes de lugares tropicales, etc.
  6. Comparte tu gratitud: escribe cinco cosas que te gusten o agradezca de tu curro y una de ellas compártela con al menos uno de tus compañeros.

Otras formas de crear buen ambiente en el trabajo

  • ¡Los estados de ánimo son muy contagiosos! Existen muchos consejos para mejor los estados de ánimo de las personas, pero hay un consejo sobre cómo mejorar tu estado de ánimo para que tus buena vibras puedan contagiar a quienes te rodean. Dedica unos minutos para recordar y visualizar un momento en que realmente te divertías. Podría ser perfectamente té un momento donde estés haciendo algo, o algún lugar que ya has visitado y te guste o alguien con el que disfrutes y te haga feliz estar. Disfruta y saborea de tu memoria y de tus recuerdos felices e intenta tener esa sensación siempre en tu mente tanto como lo necesites.
  • Encontrar significado y propósito a lo que hacemos, es una excelente manera de mantener una actitud positiva ¡Recuérdalo siempre! Recuérdatelo a ti mismo y a los demás. Por qué vuestro trabajo siempre importa. Recuerda el propósito y la finalidad que conseguirás haciendo tu trabajo y cómo esa acción agregará valor a tu empresa, al cliente, a tu entorno, etc. A veces y en la mayoría de los casos el “cliente” no es el usuario final de los servicios y productos de tu empresa, pero perfectamente podría ser una persona de tu entorno más cercano la que confía en lo que haces y cuyo trabajo afecte directamente en el suyo.

Si el objetivo es fortalecer la empresa y el entorno, no hay que centrarse en  incentivos motivacionales fugaces que rindan rendimientos decrecientes. En su lugar, construir una cultura de apoyo que reconozca a los empleados como seres humanos, no como recursos. Celebrando el éxito, permitiendo la autonomía, fortaleciendo los lazos familiares en el hogar y en la oficina y sin olvidar y entender de los errores. Esta sólida base se construirá para durar.

 

Equipo y liderazgo
5 ejercicios de team building que puedes hacer en la oficina
Equipo y liderazgo
Employee Advocacy, la nueva tendencia de comunicación
Equipo y liderazgo
El papel de las redes sociales en los procesos de selección
Todavía no hay ningún comentario

13 + 5 =