SocialReacher Blog » Equipo y liderazgo »La gestión del talento, un papel de los RRHH en la transformación digital
Equipo y liderazgo

La gestión del talento, un papel de los RRHH en la transformación digital


gestion de talento

La gestión del talento es una de las principales prioridades y necesidades que han de saber gestionar hoy en día las empresas y, sobre todo, los directivos y los encargados del departamento de Recursos Humanos.

La economía y la transformación digital sufre una serie de desafíos y oportunidades que los empleados han de saber gestionar.

Los responsables del departamento de Recursos Humanos han de saber solventar estos infortunios siendo capaces de diseñar y crear modelos de entornos de trabajo, nuevos mapas y competencias digitales de sus compañías para atraer y desarrollar el talento entre sus empleados. De esta manera, conseguirán que estos se conviertan en el motor de la transformación digital de la compañía.

“Somos responsables, somos arquitectos de nuestro propio destino”

“El camino marca una dirección. Y una dirección es mucho más que un resultado”

Los responsables de los RRHH han de adoptar nuevas habilidades y capacidades para responder a los desafíos y cambios en el nuevo entorno digital, dinámico y global:

Características y roles del responsable de gestionar el talento:

  • Analítico: Como responsable del departamento de RR.HH. y de la búsqueda de la gestión del talento, se debe ser consciente del enorme potencial que tienen los datos y la información sobre las personas. Deben estar cómodos al adoptar y al adquirir conocimientos tecnológicos y analíticos.

Y la mejor manera es aplicando los 4 niveles de madurez en el análisis de talento, según Josh Bersin:

  1. Reactivo – reporte operacional.
  2. Proactivo – reporte avanzado.
  3. Análisis estratégico.
  4. Análisis predictivo.

Los datos y la analítica son claves para superar muchos de los retos relacionados con el compromiso, liderazgo, aprendizaje, y selección.

  • Negociador: una de sus principales prioridades será orientar el talento del que dispone. Además de orientar dicho talento, tiene que asegurarse los recursos necesarios que le permitan potenciar ese talento. Razón por la que deberá poseer liderazgo organización para saber gestionar el talento, y una vez que lo haya encontrado, no dejar que se fragmente sino enfocarlo en el objetivo que persiga la compañía.
  • Empático: Los responsables han de ser consecuentes con el cambio tan extremo que el entorno de trabajo ha tenido, dado que en estos últimos, la conectividad y la disponibilidad prácticamente es de 24/7 por la digitalización laboral.

Qué necesita un buen líder

Han de ser consecuentes con que es necesario disponer de un ambiente equilibrado entre la vida real y el entorno digital. Según Bersin (by Deloitte): “Mientras más frecuente sea el uso de la tecnología en nuestro lugar de trabajo, más severa deberá ser la mirada de RRHH hacia todo el entorno laboral y advertir a los líderes sobre los pasos a seguir para hacer el trabajo más humano, racional y simple.”

 

  • Curioso, ágil y con capacidad de aprendizaje: Una cualidad determinante es conocer y saber entender cómo gestionan el talento sus propios compañeros de trabajo para conocer y aprovechar el máximo potencial de los empleados.
  • Dispuesto a asumir riesgos: Por ejemplo,la contratación de ciertos perfiles alternativos. Personas que se salen un poco de los cánones establecidos en el tipo de empresa en la que trabajas, es algo, que con cabeza puede aportar mayor heterogeneidad en el equipo y potenciar mucho más a otros perfiles de la misma.
  • Pensamiento estratégico: el valor diferencial es la clave en la era digital. Prácticamente todo está estandarizado y el talento se ha convertido en factor determinante. “No te esfuerces en mejorar tus puntos débiles y potencia tus puntos fuertes”. Esta frase es uno de los pilares en una empresa que quiere despuntar en su sector, teniendo que, cada vez más, especializarse hasta tal punto en el que ser el rey de tu nicho sea viable.
  • Auténtico y abierto: una de las principales características de la era digital es la transparencia. Como responsable se ha de escuchar a cliente y empleado para oír la opiniones que tenga al respecto sobre el servicio o producto. Ser auténtico y transparente son un valor añadido entre los líderes. Se valoran las opiniones como sinónimo de liderazgo y sinceridad.  Del mismo modo como compromiso para la empresa que trabajas y de la que se pretende. La famosa palabra que usan en la política,“transparencia”. Esto hará que se fidelice y se retroalimente una confianza y unas ganas de luchar por un camino común que ni el mayor de los sueldos conseguiría.
  • Visión de futuro: Tener la percepción de visualizar en objetivos a largo plazo es algo realmente útil ya que te permitirá enfocar más en lo que tu equipo necesitará y le otorgarás las herramientas necesarias, en este caso, el talento para poder continuar.
  • Habilitador y no controlador: Por ejemplo, hay que alabar la implicación en las redes sociales y no monitorizar y restringir.
  • Alineado con los objetivos del negocio: Evidentemente, aunque un perfil sea el indicado, si no se adecua al requerido para esa situación, encariñarse no ayuda a nadie. Esto no quiere decir que le llamemos más adelante si surge la oportunidad o, por qué no, invitarlo a los eventos futuros que realice la empresa para que, de esta forma, siga sintiendo que se cuenta con él aunque actualmente no sea el perfil adecuado.
Equipo y liderazgo
5 ejercicios de team building que puedes hacer en la oficina
Equipo y liderazgo
Employee Advocacy, la nueva tendencia de comunicación
Equipo y liderazgo
El papel de las redes sociales en los procesos de selección
Todavía no hay ningún comentario

dieciocho − tres =