SocialReacher Blog » Equipo y liderazgo »La psicología detrás de las dinámicas de grupo en el trabajo
Equipo y liderazgo

La psicología detrás de las dinámicas de grupo en el trabajo


dinamicas de grupo

Un equipo lleno de talento, pero con una dinámica de grupo que no aprovecha todo su potencial y productividad. No confían los unos en los otros, se culpan si algo sale mal, alguien no contribuye… Cuando hay una buena dinámica de grupo y sus integrantes congenian, los equipos son el doble de creativos. Antes de dar las claves para conseguirla, vamos a volver a los orígenes, a los primeros estudios.

Etapas de las dinámicas de grupo

El estudio de las dinámicas de grupo se remonta a la década de los 60 con Bruce Tuckman, que identificó cinco etapas por las que pasan los equipos desde el momento de su formación.

Forming

El grupo se forma y sus integrantes tienen que averiguar sus metas y cómo van a trabajar juntos. Es el momento en el que se conocen y crean unas expectativas.

Es un momento algo confuso, en el que un buen liderazgo es la clave para definir reglas y roles y así crear unos cimientos fuertes en el grupo.

Storming

Storming viene de tormenta, y es porque en esta etapa aparecerán el mayor número de conflictos. Los miembros dejan de evitar la controversia, y pueden dejar a un lado los objetivos y competir por lograr una posición de liderazgo.

Los integrantes expresan sus pensamientos y críticas, y si la resolución no es adecuada, el grupo se puede fisurar y ser poco productivo a pesar de seguir adelante.

Norming

En este paso se identifican las diferencias individuales y las expectativas grupales. Es cuando se desarrolla el sentimiento de pertenencia a un grupo. Los esfuerzos compartidos empiezan a cosechar resultados. Las responsabilidades se dividen y reparten en este paso.

En este momento, por el hecho de haber invertido mucho trabajo, es posible que algunas personas estén reacias a cambiar algunas partes del mismo.

Performance

Esto ocurre cuando el grupo madura y se desarrolla el sentimiento de pertenencia y cohesión. Las individuos se aceptan los unos a los otros y los conflictos se resuelven a través de decisiones de grupo. Se dejan a un lado factores emocionales y se centran en conseguir los objetivos.

Adjourning

La etapa de la separación del grupo, a la que no llegan todos. Se llega a este paso de maneras diferentes, ya sea cumpliendo las tareas o si algún individuo decide salir, por ejemplo. Experimentan un sentimiento de haber conseguido sus objetivos, y otro de pérdida.

Cómo lograr una buena dinámica de grupo

Todo empieza desde el liderazgo. La persona que forme el grupo, si la hay, debe conocer al equipo y saber qué esperar de cada miembro en busca de una sinergia.

En la primera etapa tiene que guiar y dirigir, para que todos entiendan su papel y responsabilidades en el grupo.

Aunque ese sea el principal momento de actuación, el líder tiene que estar atento y actuar rápido si detecta un comportamiento negativo.

Si el grupo no se conoce, es recomendable romper barreras con algún ejercicio de team building.

Por último, promueve una comunicación honesta y presta mucha atención para asegurarte de que todos los integrantes se comunican clara y efectivamente.

 

“El todo es más que la suma de las partes” – Aristóteles

 

 

Equipo y liderazgo
5 ejercicios de team building que puedes hacer en la oficina
Equipo y liderazgo
Así fomentan el trabajo en equipo las Escape Rooms
Equipo y liderazgo
Cómo mejorar la motivación laboral con un discurso
Todavía no hay ningún comentario

tres × 3 =